¿Pensando en una reforma pero no tienes suficiente dinero? Sé lo frustrante que puede resultar estar siempre dándole vueltas a la cabeza, tantas cosas por hacer y tan pocos fondos disponibles. En cuestión de reformas a menudo la clave está en ser creativo, buscar la forma de convertir un espacio maximizando el rendimiento del presupuesto.

Esta cocina nos sirve de ejemplo.
reforma sin presupuesto antes
reforma sin presupuesto después
reforma sin presupuesto después

Vemos que los cambios no han sido muchos y sin embargo el espacio se percibe muy diferente. La encimera, puertas y tiradores, pintura y poco más. Parece una cocina nueva y más amplia. A esto ayuda también que se ha subido un poco el armario que hay justo encima del fregadero. Así puedes colocar uno de esos supergrifos que tanto me gustan y todo queda más despejado para labores de limpieza. La pizarra para notas tal vez está sobredimensionada, con lo que hay cierta miniaturización. Yo habría puesto uno mucho más simple y el cubo oculto en uno de los armarios. Hace poco instalé uno de apertura automática en mi cocina del que estoy muy contenta.

En fin, ya vemos que una reforma no significa tirarlo todo abajo, (aunque a veces nos gustaría) y que con poco dinero y mucha imaginación puedes llevar a cabo transformaciones increíbles.

Vía D*S

Popularidad: 2% [?]

Entradas relacionadas: