reforma_vicente1

Inaguramos esta sección de muéstranos tu reforma con un magnífico trabajo realizado en la casa de Vicente. El trabajo consistía en darle un nuevo aire a la terraza, cuyo estilo no terminaba de encajar con el propietario, y dotarla además de algunos extras a nivel de instalación eléctrica.

La construcción original no estaba nada mal pero como veremos se podía mejorar y mucho. Destaca la piedra natural en la pared del fondo, que no combina muy bien con el color terracota del suelo. Aquí nuestro amigo Vicente se hizo con varias cajas de porcelánico de primera calidad, un modelo bonito pero a la vez discreto que no distraiga demasiado la vista y de color claro que le da contraste y espacio a la estancia y que combina de maravilla con el mobiliario.

reforma_vicente3

En la pared del fondo era necesario poner puntos de luz y una toma de agua empotrada que desembocase en la zona del jardín. En lugar de quitar las losas existentes se optó por alicatar encima de ellas con otro porcelánico de un tono muy parecido al de la losa de piedra original. De este modo se evitó una obra de mayores dimensiones y un buen montón de escombros.

reforma_vicente4

En lo que se refiere a cableado cabe destacar el punto de luz dirigido a la columna, donde se pretendía poner un televisor para las tardes deportivas que tanto gustan a nuestro inquilino. La solución fue abrir un canal en la junta de las losas de piedra de la columna. Aquí vemos en detalle como el punto de luz aparece mágicamente sin dejar ninguna pista sobre su proveniencia. Un magnífico acabado por parte del albañil.

Se pusieron también dos puntos de luz en el techo y otros dos en la pared, más una toma de agua con el mismo buen acabado. De este modo se facilita la labor de riego que además quedó automatizada por una centralita.

reforma_vicente5

Otro bonito detalle, de esos que surgen cuando se empieza una reforma, fue el reciclado de la pared contraria, que estaba hueca entre tabique y tabique. Añadiendo una tapa de madera (aún por decorar) se consiguió un fantástico baúl para juguetes que seguro que ayudará a mantener el orden.

Toda la reforma se llevó a cabo en 4 días, empleando a un sólo albañil salvo el día de desescombrado que se contó con un ayudante. El coste total de la obra, incluyendo mano de obra y materiales fue de 1.300 euros.

Como siempre, podéis ver más fotos de esta obra y del acabado en nuestro flickr.

Popularidad: 1% [?]

Entradas relacionadas: