Cuatro maneras de reestructurar la casa

Llamamos reformas estructurales a la reestructuración de alguna zona de la vivienda. Podría decirse que estas son las reformas de verdad y que si no hay reestructuración de por medio se debería hablar simplemente de renovación. En cualquier caso veamos los principales casos de reforma estructural que podemos llevar a cabo en nuestro hogar.

Fusión Cocina-Salón. Lo que comúnmente se llama cocina americana. Sólo puede llamarse así en caso de que ambas estancias queden unidas. Se consigue mucho espacio, amplitud visual, zona de comidas y muchas ventajas a nivel de convivencia.
cocina americana%20calloway - Cuatro maneras de reestructurar la casaflickr calloway homes

bano ducha - Cuatro maneras de reestructurar la casaBañera por ducha. El baño se ha convertido en las últimas décadas en una auténtica reliquia viviente que en muchas ocasiones se instala por pura inercia. Los chicos no las usan y las chicas no todo lo que nos gustaría. Los baños son demasiado pequeños para habilitar una buena zona de baño. Con todo lo dicho, esta reforma se ha convertido en una de las más solicitadas. Se quita la bañera, se pone una ducha y el espacio sobrante normalmente se aprovecha para poner un mueble. Aquí nos caben más cosas.

Habilitar altillos y bajocubiertas. En construcción nueva casi no se ven pero en las casas antiguas casi siempre quedaba un entretecho vacío. Esta reforma nos deja habitaciones nuevas en la casa, pequeñas pero acogedoras y con una gran cantidad de luz, dado que las ventanas dan directamente al cielo. Por contra, es una reforma costosa, requiere mucho material nuevo, aislamiento, escalera, ventanas, etc.
bajocubierta manuelmonroy - Cuatro maneras de reestructurar la casaimagen vía manuelmonroy.com

Fusión Salón-Terraza. En pisos céntricos nos encontramos a veces en que no nos apetece mucho salir a la terraza, sea por ruidos, humos o vecinos, o también por estar en un primero y la distancia a la calle no nos da la suficiente intimidad. Esta reforma supone por una parte el cerramiento completo de la terraza, normalmente con doble acristalamiento, y por otra la eliminación de la puerta de acceso a la misma, con lo que nos queda un salón más grande y mejor iluminado.
salon terraza - Cuatro maneras de reestructurar la casa

Hablaremos de estos casos más detalladamente en próximas entradas.