¿Te estás planteando traer un nuevo miembro a tu familia? Los niños aportan muchas cosas a un hogar, pero hay una que es nuestra favorita y en la que quizá no te has parado a pensar: ¡¡reformas!!
Un niño es pequeño, pesa poco, ocupa poco espacio. Pero te parecerá que estás criando un poni. Y eso sólo cuando son recién nacidos. Luego la cosa no mejora, así que tienes que estar muy preparada.
Sobre todo si eres padre o madre primerizo/a, tu casa va a necesitar algunas modificaciones para acoger al nuevo bebé. Nosotros queremos darte algunas ideas para que veas de qué manera un cuarto de invitados o un viejo despacho pueden convertirse sin mucho esfuerzo en la habitación de los niños.
Hoy vemos dos casos concretos de reformas en el hogar para adaptarse a la llegada de un nuevo miembro de la familia. El primero es un caso más o menos típico, ocupando un viejo despacho o habitación secundaria de la casa.
reformas en el despacho

El segundo caso desborda imaginación y espíritu resolutivo. Un balcón, nada menos. Un balcón con vistas a un patio interior no es que tenga mucha gracia y suelen estar muy desaprovechados en las casas. Con un cerramiento sencillo, una mano de pintura y tarima flotante conseguimos una fantástica habitación de juegos.
balcón en sala de juegos

Por último un consejo, más que un consejo es el primer mandamiento de la planificación en cuanto a niños se refiere: espacio de almacenamiento. Cajones, cajoncitos, cestas, estanterías. Cuantas más mejor. Los espacios de almacenamiento supondrán la diferencia entre el orden y el caos.
espacios de almacenamiento para niñossoluciones de almacenamiento para niños. flickr moline
cuna multiusoscuna multiusos con cajones y cambiador
niños caosel caos. flickr e0nn

Fotos vía:
decocasa

Popularidad: 2% [?]

Entradas relacionadas: