Parece que en estos días de crisis económica, la palabra lujo se está redefiniendo. Ya no significa necesariamente caro, exclusivo o «que te va a costar muchas monedas». Ahora más bien vendría a indicar el cuidado en los detalles de alta calidad y la proliferación de los mismos.
Aquí vemos algunos ejemplos. Conjuntos de baño que sin estar hechos de oro y marfil nos dejan una sensación muy parecida de sitio lujoso.
bañeras chulas
bañeras chulas
bañeras chulas
bañeras chulas
Cuatro bañeras verdaderamente increíbles. Y de regalo unas toallas de algodón egipcio que también, sólo de verlas pensamos enseguida en lujo y sin embargo están al alcance de cualquiera que se lo proponga.
toallas de algodón egipcio

Popularidad: 1% [?]

Entradas relacionadas: