Un buen baño no sólo tiene que ser bonito sino funcional. Y resulta que siempre hay algo que no funciona bien: una cisterna que no para, un grifo que gotea, etc. Solemos asustarnos con la idea de ponernos a arreglar algo que no conocemos. No queremos “liarla” aún peor y creemos que eso del bricolaje está muy bien… en las casas de los demás. Antes de llamar al fontanero mírate esta guía rápida de ayuda para los problemas más comunes que podemos encontrarnos en nuestro cuarto de baño.

1. Depósitos en el cabezal de la ducha.
cabezal de ducha con sedimentoscabezal con sedimentos. flickr stevendepolo

El síntoma claro es que el agua sale en todas direcciones menos hacia abajo, que es donde queremos. Una solución sin tener que usar productos químicos es la siguiente:
Poner en una olla 1 parte de vinagre y 8 de agua. Desmontar el cabezal y sumergirlo en la solución. Hervirlo durante 15 minutos. Si el cabezal es de plástico no querrás hacer esto. Usa simplemente agua caliente. También puedes probar sin desmontar el cabezal, aplicando papel de cocina impregnado en vinagre y poniéndolo por todo el cabezal a modo de cataplasmas. Usa cinta o bolsas de plástico para sujetarlo todo y déjalo ahí toda la noche.

2. La cisterna que no para.
Oyes el agua correr y visualizas un contador euros-por-minuto. No se va a arreglar sola así que quitas la tapa y te encuentras con ésto:
mecanismo de una cisternadebería ser un depósito y un tapón pero no, tenían que hacerlo complicado

Piensas que es demasiado complejo, que hace falta un curso de dinámica de fluídos para llegar a comprenderlo. Bueno, no es para tanto. No obstante una cisterna puede funcionar mal por muchas causas así que el diagnósitco es el paso más importante. También son muchos los sistemas internos con los que funcionan las cisternas así que sólo veremos algunos:

- El pulsador, ya sea de metal o plástico, termina deformándose por el uso lo que provoca que se atasque y no vuelva a su posición inicial.
- La cadena que une el brazo con la válvula de vaciado puede enroscarse en sí misma de mala manera, acortándola, con lo que nunca llega a extenderse del todo dejando la válvula a medio abrir.
- Objetos que caen dentro de la cisterna. Parece una tontería pero ahí han encontrado todo tipo de objetos: cepillos de dientes, desodorantes, latas de cerveza. No preguntes cómo han llegado a parar ahí.
- La boya. Algunos sistemas elevan el brazo con la ayuda de una boya. Ésta debería ser de PVC para evitar problemas, pero si es de las huecas puede ser que esté rota. Le entrará agua y no tendrá suficiente flotabilidad para empujar el brazo hacia abajo y cerrar la válvula.
- Mala junta donde se une la cisterna con la tubería. Mal asunto, tiene muy mal acceso y casi seguro que tendrás que desmontarlo todo. Desaconsejable hacerlo uno mismo.
- La válvula (a veces es una bola de goma) no está bien alineada o está desgastada.

3. El grifo que gotea.
grifos que goteangrifo que gotea. flickr fotoJENica

Muy común en casas viejas. También en las nuevas pero en las viejas te puedes encontrar con que gotean todos los grifos.
La causa más probable es una junta de goma que lleva el mecanismo. Se deteriora por el uso, agravado según la dureza del agua de la casa. Accionar el grifo con delicadeza no supone alargar la vida útil del mismo. El procedimiento es:
- Desmontar el grifo.
- Reemplazar la junta dañada.
- Reensamblar.
- Cortar la llave de paso. (Creo que esto iba antes)
Si el goteo se produce en algún punto anterior del circuito se deberá a una mala conexión de las cañerías o de la cañería con el propio grifo. Procura no apretarlas demasiado o provocarás problemas aún mayores. Sólo hasta que dejen de gotear. Puedes usar cinta de teflón en los empalmes.

En caso de duda llamad a un profesional. La podéis liar muy gorda con temas de fontanería en casa. Para muestra este caso real:

Un edificio antiguo, sin llaves de paso individuales para cada vivienda. La inquilina intenta arreglar un grifo y empieza a salir agua caliente (caliente como para que aparezcan burbujas en el papel de la pared). Tal es la cantidad de agua que la señora llama a los bomberos. Éstos se personan, pero dicen que no pueden cortar el suministro del edificio al no haber situación de “peligro de vidas”. La señora se pasa 3 horas achicando agua con cubos, vertiéndolos en el retrete, hasta que al fin llega el servicio ténico del edificio y cierra la llave de paso desde el sótano. Tardaron 2 días en reparar el circuito dañado, tiempo durante el cuál ningún vecino tuvo suministro de agua. También hubo que redecorar el baño. En fin.

4. Grifos/tuberías lentas (en suministro).
Los sedimentos tienden a focalizarse en juntas y pasos estrechos. Veamos cómo podemos desmontar el grifo y eliminar la sedimentación:
desmontando un grifo
desmontando un grifo
desmontando un grifo
desmontando un grifoimágenes vía apartment therapy.com
El proceso es simple. Consiste en cepillar el interior e ir vertiendo agua caliente para que salgan los sedimentos. Repetir el proceso hasta que el agua salga clara. Al volver a montarlo te parecerá que estás en las cataratas del Niágara.

5. Desagües obstruídos (tuberías lentas en drenaje).
Los desagües, al igual que los retretes, no son lugares mágicos donde cualquier cosa que le metamos desaparece para siempre.
no tires cualquier cosa por el desagüesi te empeñas cabrá por el desagüe pero luego tendrás que sacarlo. flickr Todd Hershey

Es asqueroso cuando ves acumularse el agua en la bañera, agua sucia, restos de jabón, pelo y otros. Suele pasar que cuando queremos solucionar el problema ya es demasiado tarde. No obstante probemos antes con este truco:
- Vierte medio vaso de sosa cáustica seguido de medio vaso de vinagre.
- La reacción genera un ácido bastante potente que se comerá cualquier porquería en su camino por del desagüe.
- Una o dos ollas de agua muy caliente.
- Vierte un vaso de zumo de limón para neutralizar el mal olor.

Si hay un tapón compactado no se irá. En este caso te puedes ayudar de un desatascador (de los de vacío) para remover lo que haya ahí abajo. Un poco de ejercicio físico no te vendrá mal.
Si el tapón está solidificado tendrás que desmontar medio apartamento para sacarlo. Antes prueba con este sistema.
AVISO. El video puede no ser apto para estómagos delicados.

Esto es lo que se llama serpiente o gusano de drenaje. La verdad es que no sé cómo se llama pero parece un método muy efectivo para casos graves.

En resúmen. Procura ejecutar estos procedimientos cuando empiecen los síntomas, no cuando el agua te llegue a los tobillos.
Y no te la juegues con tus aptitudes para la fontanería. Ante la duda acude a un profesional.
problemas en el cuarto de bañoflickr DyaAnnB

Vía: Re-nest

Popularidad: 4% [?]

Entradas relacionadas: